sábado, 30 de junio de 2007

NUESTRA FORMA DE ENTENDER EL REIKI

Reiki es una manera de tomar conciencia de QUIEN ERES y QUE FUNCIÓN TIENES en esto que llamamos vida. Todos sin excepción tenemos una LABOR que desarrollar para con nosotros y para con el mundo que nos rodea. Nuestra felicidad depende de si hacemos o no aquello para lo que hemos nacido. Cuando estuve en Egipto en 1996 entendí la importancia del "Acto de Recordar". Allí ocurrió algo que tras seis años de intensos sueños que determinaron mi vida me llevaron al mundo del manejo de la "ENERGÍA CONSCIENTE". Fue el trabajo con esta energía unido a la meditación y a una forma especial de "atención" sobre la realidad la que me fue revelando el por qué y para qué estaba aquí.

Cuando se habla en términos espirituales de la "misión" por la que hemos venido al mundo, a veces se hace de forma grandilocuente, y nuestra misión empieza por cosas pequeñas. Siempre hacemos esta pregunta a nuestros alumnos. ¿Estas en guerra con tu entorno? (familiar, social, laboral...) ¿Tienes frentes abiertos con tu papa que no acepta lo que haces, con una madre controladora, con un hermano pequeño con el que reproduces el trato opresivo que recibiste de tus progenitores, con tu vecino o con aquel te te dañó en aquella ocasión...? Pacifica tus frentes para comenzar a quietar las aguas de la conciencia, para que ésta pueda ponerse en disposición de recibir la información que estás buscando.

El acto de "comprender" es una forma de "contemplación". La palabra "contemplar" podríamos descomponerla en "templar" "con", es decir, templarte con el mundo que te rodea. El acero se "templa", es decir, toma cohesión, se hace más consistente. Mientras no nos templemos haciéndonos consistentes nada podremos recibir y todo estará hecho un lío. Igualmente la palabra "templo" indica que en ese lugar podemos hacernos consistentes y conscientes de ser. Confieso que para mí, el templo ya no es un lugar exterior, ya no es una arquitectura que esté fuera, sino que es mi propio cuerpo, y este tiene 7 salas que son mis chakras, los centros psíquicos de conciencia.

Pues bien la palabra comprender es femenina "comprender". Me preguntaréis por qué. Pues porque es un acto receptivo. Cuando me pongo en disposición de "recibir" (como recibe el útero al esperma) uso la energía femenina que hay en mi. Cuando hablo y enseño emito, actúo, intervengo sobre la realidad inseminando a quien escucha. Entonces uso mi energía masculina. Nuestra forma de entender el REIKI pasa por enseñar a nuestros alumnos el LENGUAJE DE LA ENERGÍA, mucho más fluido que el lenguaje verbal.

Lo que nosotros llamamos MEMORIA LUZ, aquella información sobre ti mismo que te hace cada vez más consciente, posee una vibración tranquila, se manifiesta en un "espacio" que tan sólo puedes crear aquietando tus conflictos. En las tierras del Nilo, concretamente en el Templo de Karnak se abrieron muchas puertas .Toda aquella información que durante años había recibido en "SUEÑOS DISTINTOS" (nombre que pusimos a aquellos viajes a ciudades de cristal, a templos donde se realizaban extrañas danzas solares, visitas a playas en donde se extendía un Mar turquesa entregaba su sabiduría través de una suave vibración...) eclosionó y comenzó a tomar forma.

Comprendimos primero la importancia del Amor. Años y años acumulando información y luego...todo era tan sencillo. Primero pacifica tu entorno. Luego atiende a la vida, ponte en actitud de comprender, de recibir. Luego practica el asombro pues la vida es asombrosa y llena de señales. Busca a alguien que te enseñe a verlas.

Comencé a plantearme las las preguntas que todos nos hacemos de forma mental desde nuevos puntos de vista, desde los del corazón y el sentimiento. Pregunta mentalmente, sí, pero luego espera la respuesta activando tu chakra corazón, y siente que es lo que viene. Aprendí a sentir, a escuchar más allá del ruido de mi mente con sus miedos, apegos, deseos...Ya tendremos ocasión de hablar de ello.

Esto es un primer acercamiento a cómo entendemos el REIKI, el lenguaje de la energía universal entendida como algo vivo. Siempre que oigo hablar de Reiki escucho lo mismo. Aquí os propongo que escuchéis aquello que quizá os resulte nuevo. Un fuerte abrazo.

HUKAY.

2 comentarios:

Killoca dijo...

Como bien hablas hukay, del tema de la meditacion, quien medita una vez al dia, se da cuenta, que llega a un estado de autoconocimiento del ser, digamos con un encuentro con uno mismo. Con la consecuencia de una mejora interna y social a su trauma, en el caso de que lo hubiera, o hubiese, o tambien un cambio en los patrones de pensamientos

covadonga dijo...

Yo conocí a David ecien llegado a Vigo y toque a su puerta un poco atemorizada y sin saber de que iba aquello del Reiki y en esa primera sesión recibí un AMOR que no es de este mundo tal y como lo conocemos, eso me sirvió para seguir con mas fe un largo e inacabable camino de autodescubrimiento y recuperación.
Doy gracias por ello 5 años despues de aquella tarde en la que hubo un despertar en mi.